10 goles o abusos de los bancos a sus clientes en Colombia

10 goles o abusos de los bancos a sus clientes en Colombia

05/07/2024 | ACTUALIDAD
Los abusos bancarios a clientes en Colombia son una realidad, aunque no siempre se reconozcan de inmediato. Muchos usuarios han experimentado cobros injustificados, tarifas excesivas y obstáculos inesperados para acceder a sus cuentas. Estas prácticas perjudican a los usuarios del sistema financiero, generando desconfianza y malestar. En este blog, exploraremos en profundidad diez goles o abusos bancarios más comunes en Colombia.

En Colombia, los usuarios de la banca han reportado un aumento preocupante en las prácticas abusivas por parte de las entidades financieras. Estas acciones, que buscan sacar provecho económico indebido de los consumidores, vulneran sus derechos y generan un clima de desconfianza en el sistema financiero.

1. Ofrecer un seguro por algo que podrían prevenir

Muchas entidades bancarias en Colombia ofrecen seguros que cubren al cliente en caso de fraude, cobrando una prima mensual o anual por este servicio. Aunque este tipo de seguro puede parecer una medida protectora, en realidad traslada la responsabilidad de la seguridad bancaria al cliente.

Los bancos podrían implementar tecnologías avanzadas y protocolos más estrictos para prevenir fraudes en lugar de simplemente ofrecer seguros. La autenticación multifactor, el monitoreo en tiempo real de transacciones sospechosas y la educación al cliente sobre prácticas seguras en línea son algunas de las medidas que podrían adoptarse para reducir el riesgo de fraude sin necesidad de cargar a los clientes con costos adicionales.

Dentro de este punto puede entrar también la llamada “Venta atada de productos” El banco te condiciona la adquisición de un producto o servicio financiero a la compra de otro, como lo es el caso del seguro o una tarjeta de crédito adicional. Esta práctica es ilegal y debes denunciarla ante la Superintendencia Financiera de Colombia.

2. Elevadas comisiones por transacciones básicas

Los bancos cobran tarifas por una variedad de servicios básicos, como retiros en cajeros automáticos, transferencias interbancarias, cuotas de manejo o pagos o retiros en cajero y consultas de saldo. Estas tarifas afectan a los clientes que realizan operaciones bancarias cotidianas. Este problema se agrava en un contexto donde los bancos deberían facilitar el acceso a los servicios financieros en lugar de encarecerlos. Aunque hay cuentas de nómina que no le cobran por retirar de en un cajero, hay algunos que limitan la cantidad de retiros o tienen mínimos de $8.000.

3. Lentitud de reembolsos

Cuando un cliente detecta un cargo fraudulento o incorrecto, debe reportarlo al banco para solicitar un reembolso. Este proceso, que debería ser rápido y eficiente, pero en la realidad se prolonga innecesariamente. La lentitud en procesar los reembolsos puede dejar a los clientes sin acceso a su dinero durante semanas o incluso meses, lo cual es especialmente problemático en casos de grandes sumas de dinero o cuando los clientes dependen de esos fondos para sus necesidades diarias. Los clientes pueden enfrentar dificultades financieras significativas mientras esperan la resolución de sus reclamaciones. Esto no solo causa estrés y ansiedad, sino que también puede obligar a los clientes a incurrir en deudas adicionales para cubrir sus gastos mientras esperan su reembolso.

4. Cobros injustificados

Los bancos a veces aplican cargos a las cuentas de los clientes sin su consentimiento o por errores administrativos, cargos por servicios no solicitados, duplicación de cargos por transacciones y tarifas erróneas que aparecen de manera sorpresiva en los estados de cuenta de los clientes. Estos cargos pueden pasar desapercibidos si los clientes no revisan regularmente sus estados de cuenta.

Entre octubre y diciembre del año pasado, casi 80.000 personas presentaron quejas ante la Superintendencia Financiera por descuentos o cobros injustificados. Muchos de estos casos tardaron meses en resolverse, y algunos aún están pendientes.

5. Falta de transparencia en contratos

Muchas veces, los clientes se enfrentan a contratos redactados en un lenguaje técnico y complejo, dificultando la comprensión total de los términos y condiciones. Esta falta de claridad no solo genera desconfianza, sino que también aumenta el riesgo de conflictos legales y económicos para el usuario.

Lamentablemente, esto pone a los clientes en una situación de desventaja. Al aceptar contratos sin entender completamente sus implicaciones, corren el riesgo de incurrir en costos adicionales y sanciones inesperadas, debilitando su estabilidad financiera.

6. Dificultad para cerrar cuentas bancarias

Los clientes que desean cerrar sus cuentas bancarias enfrentan muchas trabas y un proceso complejo con múltiples trámites y requisitos. Este procedimiento puede incluir visitas a la sucursal, entrega de documentos y cumplimiento de ciertos plazos. Esta burocracia desincentiva el cierre de cuentas, obligando a los clientes a mantener cuentas que ya no desean utilizar, lo cual puede resultar en cargos adicionales y complicaciones innecesarias. Los clientes pueden seguir incurriendo en cargos de mantenimiento o comisiones por inactividad, lo que aumenta su frustración y puede llevar a una mala experiencia con la entidad bancaria.

7. Cargos por Inactividad

Algunos bancos aplican tarifas a las cuentas que no registran actividad durante un cierto periodo. Este cargo penaliza a los clientes que no realizan transacciones frecuentes. Penalizar a los clientes por no usar sus cuentas regularmente es injusto, especialmente si mantienen un saldo positivo y no tienen necesidad de realizar transacciones frecuentes. Esta práctica afecta principalmente a los clientes que usan sus cuentas de manera esporádica, incluyendo a personas mayores y aquellos con ingresos limitados. Los cargos por inactividad pueden erosionar lentamente el saldo de la cuenta, perjudicando a los usuarios más vulnerables.

8. Cobro de intereses y multas desproporcionadas

Una de las principales triquiñuelas a las que los clientes deben estar atentos es la práctica de imponer altas tasas de interés sin previo aviso. Este tipo de maniobra puede llevar a los usuarios a endeudarse considerablemente, incrementando la carga financiera que deben afrontar. Si tienes un crédito, verifica que la tasa de interés aplicada no sea superior a la máxima permitida por la ley. Puedes consultar la tasa de usura en la página web de la Superintendencia Financiera de Colombia (https://www.superfinanciera.gov.co/).

Por otro lado las multas por los intereses de mora suelen ser desproporcionadas. Las multas por mora deben ser acordes al valor de la deuda y al tiempo de retraso en el pago. Si consideras que la multa cobrada es excesiva, contáctanos y analizamos tu caso

9. Dificultad para renegociar deudas

Los clientes que enfrentan dificultades financieras a menudo buscan renegociar los términos de sus deudas con el banco. Generalmente buscan renegociar las condiciones de sus deudas para obtener plazos más largos, tasas de interés más bajas o pagos mensuales más manejables. Sin embargo, el proceso para renegociar deudas con los bancos puede ser complicado y, a menudo, frustrante para los consumidores. Los bancos pueden hacer este proceso extremadamente difícil, negándose a ofrecer términos más favorables o imponiendo condiciones poco realistas para la renegociación. Los clientes pueden ser forzados a declararse en quiebra o a buscar soluciones financieras drásticas debido a la falta de flexibilidad de los bancos. En Repagalia negociamos directamente con tus acreedores, evitando las molestias que conlleva el proceso y lo mejor es que logramos acuerdos en los que obtienes importantes descuentos en tus deudas.  

10. Mal Servicio al Cliente

¿Cómo pueden los clientes sentir confianza en sus bancos si reciben malos tratos cuando buscan soluciones? Las quejas sobre el servicio al cliente en los bancos son comunes. Los usuarios reportan largas esperas, respuestas ineficaces y falta de solución a sus problemas. Estos procesos ineficientes pueden prolongarse durante meses, aumentando la frustración y ansiedad del cliente. La falta de respuestas rápidas y claras genera un sentimiento de impotencia.

Los clientes pueden sentir que sus quejas y problemas no son atendidos adecuadamente, lo que disminuye la confianza en la entidad bancaria. Esto puede llevar a que los clientes busquen alternativas fuera del sistema bancario formal.

¿Qué puedes hacer si eres víctima de un abuso bancario?

  • Reúne pruebas: Guarda todos los documentos, recibos, correos electrónicos y cualquier otra evidencia que pueda sustentar tu reclamo.
  • Presenta una reclamación formal al banco: Sigue los canales establecidos por el banco para presentar tu queja. Asegúrate de hacerlo por escrito y conserva una copia de tu reclamo.
  • Acude a las autoridades competentes: Si no recibes una respuesta satisfactoria del banco, puedes presentar una queja ante la Superintendencia Financiera de Colombia, la Superintendencia de Industria y Comercio o la Defensoría del Consumidor.
  • Busca asesoría legal: Si consideras que tus derechos han sido gravemente vulnerados, puedes buscar asesoría legal para que te oriente sobre las acciones que puedes tomar. Para realizar una denuncia formal, las personas deben dirigirse a la Superintendencia Financiera de Colombia, entidad encargada de supervisar el sector bancario y proteger a los usuarios de servicios financieros.

 

Escribe tu comentario




¿Tienes alguna
pregunta?

Ponte en contacto con nosotros para cualquier duda que tengas, por insignificante que parezca. Trataremos de darte respuesta en menos de 48 horas.

Contáctanos. Somos expertos en Cancelación de Deudas

¿Tienes alguna pregunta?

Contacta con nosotros. Somos expertos en Cancelación de Deudas

Ponte en contacto con nosotros para cualquier duda que tengas, por insignificante que parezca. Trataremos de darte respuesta en menos de 48 horas.

Contáctanos. Somos expertos en Cancelación de Deudas